La gente de Iván: el vasco de la carretilla

En una de estas que estás en mitad de Misiones camino de las cataratas de Iguazú y te encuentras a un vasco con una carretilla.

¿Qué hace aquí buen hombre?

– Trabajando de peón para una compañía estadounidense en el sur del país una noche con amigos, les dije que me animaría a cruzar toda la Patagonia a pie y a ir hasta Buenos Aires con una carretilla. Lo tomaron a broma y uno de ellos me trajo una carretilla. Luego, cuando vieron que yo me disponía a emprender el viaje y que la cosa iba en serio, se sorprendieron.

– Debe de ser que ellos no conocen el carácter de los vascos.

– Yo en realidad soy de Pamplona.

El bueno de Guillermo Isidoro, el Quijote de una sola rueda o el vasco de la carretilla como se le conoce popularmente, realizó en total cuatro viajes y más de 22.000 kilómetros con su carretilla cargada con 130kg.

Esta situación no es real. Para ser una de las miles de personas que Isidoro se cruzó en su camino en los años que estuvo recorriendo el territorio argentino con su carretilla tendría que haber vivido hace 80 años.

Isidoro hizo un total de 4 viajes:

  1. 1935 de Patagonia a Buenos Aires en 14 meses.
  2. 1936 de Buenos Aires a La Paz (Bolivia)
  3. Desde Provincia de Córdoba a Santiago de Chile
  4. 1948 desde Provincia de Buenos Aires hasta Iguazú.

Yo, como buen ratón de biblioteca que soy, ya conocía la historia del bueno de Isidoro antes de coincidir con su placa en el Parque Nacional de Iguazú pero como buen cuentacuentos quería compartirla con todos vosotros. Aquí en Wikipedia

Isidoro está muy alejado del aventurero de hoy en día. De hecho sus 22.000 kilómetros estarán en las aplicaciones de rendimiento de muchos de vuestros amigos runners. La épica de Isidoro es que para él no fue un reto, no lo hacía para colgar su desafío en Instagram. Las motivaciones, nadie mejor que él para explicarlo.

«Vivir el ritmo oculto de los campos

abiertos, llenos de sol.

La emoción de la tierra argentina

llena de generosidades.

He ahí mi objetivo.

Nadie me podrá quitar la dicha

de ser dueño de mi propio destino»

Si visitáis el Parque fijaos bien para encontrar su placa. En una provincia en la que el 90% de la vegetación es eucalipto o pino para explotación forestal acusan a un tipo con una carretilla de traer plagas ¿Verdad? Puede, eso no resta romanticismo a su historia.

Guillermo Larregui recorrió el país llevando sus pertenencias en una carretilla.

En 1948 arribó a Iguazú donde concluyó su viaje.

En esta zona instaló su casita y plantó su jardín con plantas que no son de aquí.

Algunas de estas plantas se convirtieron en plagas al competir con especies nativas e invadir diversos ambientes.

En Puerto de Iguazú hace un par de años le hicieron una estatua. No os olvidéis de visitarla si vais al hito de las tres fronteras. En realidad hay poco más que hacer en este sitio.

5 comentarios sobre “La gente de Iván: el vasco de la carretilla

  1. En Iguazú lo único e importantísimo que hay que hacer no es visitar el hito o la historia del Navarro lo importante es disfrutar de la impresionante naturaleza disfrutando del ruido del agua y de todo lo de alrededor sin prisas como su fuera la primera y la última vez que lo fueras a ver disfrutar de los minutos y de los segundos como su fueran horas y sin pensar en nada más

    Me gusta

  2. Te has sentido identificado con el vasco de la carretilla 🙂 tu también has traído plantas invasoras y plagas de Europa, Le hacen una placa para luego meterse con él, como si el hubiera traído las plantas desde España… Supongo que con las carretilla, no consiguió cruzar el charco 🙂

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s