El bueno de Gary

Hay mucha gente viajando, muchísimos. Algunos lo han hecho o lo van a hacer por mucho tiempo y otros por menos.

Por ahora el récord lo tiene el bueno de Gary, al menos de los que he compartido con ellos. Diez años y subiendo, cifra considerable. Gary no tiene 20 años de hecho está más cerca de los 60.

Gary estaba destinado en Tailandia cuando sufrió un accidente. Trabajaba en la Marina Real de los Países Bajos. Ahora cobra una pensión.

Después del accidente decidió volver a su país natal. Cuando llegó a Rotterdam Central y se vio rodeado de gente con prisa yendo a ningún y a todos lados a la vez decidió que ese no era su camino.

Gary se estableció en Tailandia con residencia permanente. La compensación por haber dado su mano izquierda al servicio de la Reina es una pensión vitalicia que le haría pobre en Europa pero que le permite una vida digna en otros lugares de la tierra.

Hace diez años Gary de divorció de su mujer tailandesa. Sin ganas de volver a los Países Bajos empezó a viajar y lleva diez años haciéndolo.

Volvió a casa para despedir a su padre. Ahí se dio cuenta de lo efímera que puede ser nuestra existencia. En diez años nunca pisó Sudamérica porque pensaba que era peligroso.

Tras el fallecimiento de su padre decidió visitar Río de Janeiro para ver al Cristo del Corcovado. Su idea era ver el monumento y volver.

Brasil le cautivó y lleva ocho meses viajando por América del Sur sin percances reseñables.

Él me dijo que iba a ver el partido de fútbol. Yo también fui pero no lo vimos juntos. Al parecer estuvimos cerca pero no llegamos a coincidir aunque éramos de los pocos sino los únicos europeos en el campo.

Me llamó la atención la educación que había dentro del campo. Cierto, llamaban al portero rival gordo, pero al parecer también se lo llamaban cuando jugaba en su equipo.

Pregunté quienes eran los buenos, me dijeron: «los de casa». Pregunté que de los de casa quiénes eran los buenos: «el 9 y el 21». El nueve era un tal Toro. Delantero de área con el cuello como un… Toro.

Me gustó la conversación entre el padre y el hijo:

– Papá, ¿Toro acaba cansado después de los partidos?

– Es sólo una profesión, hay otras profesiones mucho más cansadas, los mineros, los transportistas,…

El partido fue malo, o muy malo, los visitantes tenían un central brasileño muy fogoso que les daba mucha vida. Fuerte y energético llegaba bien al corte.

El niño dijo: «ese central es muy bueno». Le dije que sólo era fuerte, para ser bueno tendría que ser listo. Le echaron antes de los cuarenta minutos tras dos amarillas después de haber tomado muchas malas decisiones.

Aporto esta reflexión para, parafraseando el anuncio, en fútbol como la vida «la potencia sin control no sirve de nada». Así que, aunque de manera natural o adquirida tengamos todas las condiciones y aptitudes eso no es suficiente. Sin una actitud y una puesta en escena no conseguiremos nuestros objetivos a pesar de estar predispuestos genética o naturalmente a ello.

Que me desvío, estábamos hablando de Gary y no de la diatriba genio natural contra cultura del esfuerzo, Messi contra Cristiano, Neji vs Rock Lee.

Gary es un buen tipo, viajar durante diez años no es nada fácil. Mucha gente le tendrá envidia pero no debemos dejar que la envidia nos ciegue tan fácilmente.

¿Por qué viajaba Gary? Gary perdió una mano en la marina, también su empleo, sufrió un desarraigo en su país pero no fue adoptado por Tailandia, tras el divorcio la nueva familia mujer e hija se distanciaron. Gary viaja sencillamente porque no tiene nada mejor que hacer.

Uno de los mejores momentos del viaje es cuando un español pesado convence a sus compañeros de habitación una belga de 18 años qué viaja para decidir qué quiere ser de mayor, una canadiense de vacaciones y un casi sexagenario qué viaja durante diez años de tomar algo.

Ahí Gary me hace la siguiente reflexión: «Iván, tras tantos años viajando y haber visto tantas maravillas que la mayoría de los turistas nunca verán; no me quito la sensación de que me falta algo. Ver algo increíble y no tener a nadie para compartirlo me hace sentir profundamente sólo».

Os comparto esta reflexión para que en vez de tener envidia de Gary primero valoréis lo que tenéis y sólo después de reflexionar podáis decir: «a la mierda todo voy a viajar ver el mundo y descubrir sitios, personas y cosas maravillosas los siguientes diez años».

Bonus track: sobre el partido, es curioso ver el fútbol a 3600 metros de altura. La bola bota altísimo. Los jugadores que no están acostumbrados sufren.

Sobre la Liga boliviana tienen equipos con nombres the strongest, the destroyers,… Con el Nottingham prisa y el Ceda el vaso podrían ser los nombres de las 24 horas de Quintanilla. Voy a sugerir que admitan a los Pichas Bravas.

El 9 acabó marcando 3 goles y se llevó el balón y el 21 marcó el 4-0 en el descuento.

Se supone que es la mejor afición de Bolivia. El fondo estaba muy animado pero el estadio es demasiado grande para tan poca gente. Muchas pancartas para hacer ruido y tal. Al parecer empezaron a dejar de ir porque: «hasa que el equipo juegue bien». Al final todo el mundo es muy parecido.

6 comentarios sobre “El bueno de Gary

    1. La gente es sólo gente, son tus ojos los que los transforman en personajes.

      «Sólo un dibujo puede representar una persona, las fotos no pueden captar el alma. Necesitas a otra persona para ver en la en el alma» algo así dicen en Monster Ball

      Me gusta

  1. Hola Iván;»el mundo es mejor de lo que nos cuentan en los telediarios»eso es lo que cuentan los cicloviajeros tanto en sus charlas como en sus libros y casi todos coinciden en que países como Irán,muchos de África y Sudamérica son hospitalarios y acogedores ,no tanto lo son los más avanzados y del primer mundo como puede ser E.U.y ponen ejemplos de E.Uy Canadá como poco receptivos al viajero y al diferente y también hablan de Noruega y más que del diferente el aspecto indumentaria de un cicloviajero que vive nómadamente y se transporta en su bici.en Noruega a uno de estos viajeros después de un día aciago y de haber por fin encontrado un trozo de tierra para poner su carpa la vecina de la casa de al lado llamo a la policía y lo echo con quejas destempladas y sin dar tregua y con acato a la autoridad por lo que pudiera venir.me gusta leer lo que nos cuentas y también lo que transmites.
    Referente al fútbol te diré que el sábado pasado jugaban en el campo de Quintanilla,no se qué equipos,pasaba por allí, a juzgar por los coches aparcados esa sería la afición que había,ni mucha ni poca más bien escasa.
    Como siempre,cuídate ,un abrazo en la distancia.

    Me gusta

    1. Ya nadie se fía del telediario. Como las redacciones están en las capitales, es más fácil moverse cerca y sólo se narran sucesos la gente piensa que allí sólo matan gente. ¿Es cierto? Dicen que viajar abre la mente pero eso no es siempre cierto.
      Noruega es un país inmenso y genial pero que no ha querido abrir los brazos al diferente por miedo, racismo o por conservar sus privilegios. Los ciclo viajeros o viajeros no podemos pretender que todos nos acojan con brazos abiertos, que todos nos cedan lo que tienen o lo que no tienen. Yo le dejaría poner una tienda en mi jardín. Si el primero que la pone se va dejando sólo un buen recuerdo dejaré a un segundo. Si defeca en las plantas y espanta a las gallinas ¿Dejaré a un segundo? Viajar es un privilegio, no un derecho.

      Me gusta

  2. Hola Iván,estoy de acuerdo que viajar es un privilegio y no un derecho,pero cuando además es una decisión pensada y elegida dejando una vida cómoda y un trabajo bien pagado con el deseo de cumplir un sueño y conocer el mundo que no nos cuenta la tele dice algo más sobre las persona que viaja,por supuesto que nadie tiene derecho a dar lo que no quiere ni a ser amable si no quiere,pero porque será que los pobres siempre están más dispuestos a compartir que los ricos????.
    De todas formas tú has elegido viajar,no se por cuánto tiempo,pero seguro que tú mente ya estará modulandose por el simple hecho de estar en un marco nuevo y diferente y seguro que eso influirá sobre ti mismo en mayor o menor medida.eres muy afortunado,aprovecha tú tiempo y también tu buena cabeza y disfruta de tu viaje.
    Cuídate.un abrazo en la distancia.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s