A traveler’s history of: ESPAÑA

No hay tiempo para todo. En realidad eso es indudablemente cierto. No más cierto que asumiendo que el tiempo es limitado se puede usar de muy diferentes maneras.Si hay algo en lo que no estoy invirtiendo el tiempo es el leer. Después de la desaparición de mi Kindle, que será empleado para educar a un niño pobre de un barrio marginal, viajo con dos libros que cambio en los albergues.Ahora mismo:

Parece que no es la mejor selección de lectura para estaciones de autobús o colectivos llenos de gente con cumbia en estéreo en bucle un finito.El segundo libro lo cogí en relación a los sucesos acaecidos en Cuzco y la anécdota de «los Incas y los incapaces».Los guías en América Latina son en general mediocres. Con conocimientos bajos pero por encima de su más que escaso interés, eso siendo generosos en la puntuación. En Cuzco esto se hizo palpable en uno de los Free Walking Tours más infames que haya tenido la desgracia de haber acudido.En él se mencionaba una anécdota de una frase atribuida al Che Guevara comparando las piedras del palacio imperial del Inca con un muro colonial adyacente.

Éstas son las piedras de los Incas y estas las de los incapaces

https://youtu.be/Fg9p0qOoXXEComo primer error de apreciación, si veis el vídeo la frase no es del Che Guevara sino un chiste que hace el chaval que les guía.Segunda apreciación, Inca era el máximo mandatario del Tahuantinsuyo (imperio incaico) es decir hubo unos quince aunque ni en esto se ponen de acuerdo. Es decir eran esclavos quienes construían los palacios mientras el emperador hacia sus cosas de emperador. A algunos se les atribuyen cientos de hijos. Es decir si estaban haciendo hijos no estaban labrando la piedra, cuestión de tiempo y espacio.La arquitectura Inca es impresionante, aunque fuera elaborada por los quechuas (el pueblo llano). No por su majestuosidad sino por hacerlo con medios tan primitivos. Un artesano podría pasar un año trabajando una sola piedra del palacio. Así que es normal que luzca perfecta en comparación con un edificio que se construyó años después con técnicas modernas, con argamasa, con poleas, con martillos y en unos meses por unos cuantos obreros y no con la mano de obra del imperio.

El pensamiento crítico está muy lejos tanto del guía amateur que cuenta como del turista en vacaciones que ‘escucha’. He oído repetir a amigos míos después de haber visitado Perú que Machu Picchu se mantiene en perfecto estado porque «los españoles no lo encontraron». Esos conquistadores eran tan garrulos que después de haber sobrevivido en un cascarón la travesía del océano, haber cruzado la selva y medio continente y haber conquistado un imperio fueron incapaces de encontrar una ciudad que estaba comunicada con la capital por un camino empedrado que es el equivalente a la nacional 1 actual. Es mucho más fácil contar la historia con buenos y malos que fomentar el pensamiento crítico. Pensar, vaya esfuerzo más sobrevalorado.Allí nos contaron:

  • Los incas no esclavizaban, todo el mundo estaba muy contento de trabajar de gratis para el emperador.
  • Los incas no conquistaban, negociaban la adhesión de otros pueblos al imperio. En Trujillo quemaron la capital Chan Chan matando a 20.000 de los 40.000 miembros de la civilización pero seguramente de buen rollo.
  • Los incas eran una civilización muy avanzada aunque no conocían el arado que en Mesopotamia se inventó 4000 AC, o la polea, o la rueda, o las aleaciones de hierro, o la escritura…
  • Pachacutec prohibió los sacrificios humanos. La ventaja de no tener escritura es que te puedes inventar tu historia. Si consideramos la prehistoria como el periodo anterior a la escritura era sin duda un pueblo prehistórico, al mejor en definición estricta.

La siguiente vez que me contaron la historia de los incapaces. Sí, la repiten constantemente. Me hicieron la comparación de unos cimientos con una reconstrucción hecha en los años ochenta, es decir, cuando Perú ya existía como estado nación y el guía estaba o por nacer o por ser concebido por alguno de esos incapaces.

Estas piedras las construyeron mis antepasados los Incas y esas de allí los incapaces.

Yo que estaba un poco harto de tanta estupidez le pregunté: «es que tú eliges a tus ancestros». Me respondió que el descendía de los Incas. No quise estirar más la goma pero me parece estúpido pensar que eres más cercano a alguien que vivió hace 500 años que alguien que posiblemente esté vivo y podría ser tu padre o abuelo.

Entiendo la importancia del relato para crear una nación pero está estupidez que ciega me parecía absurda.

Como no hay más ciego que el que no quiere ver me pregunté: «seré yo igual de estúpido». Así que decidí abrir los ojos y estudiar un poco de historia de España.

Al final he aprendido menos de lo que esperaba. La parte pre-reyes católicos es interesante por el hecho de que era más desconocida para mí.

Algo que ya sabía es que en la escuela nos enseñan a los árabes como conquistadores ajenos a la España actual, cuando se debería estudiar como parte indispensable para entender de dónde venimos.

Cierto es que para los votantes de VOX es difícil de aceptar toda la sangre proveniente de África que hay en las venas de los habitantes de la península Ibérica. Se pueden consolar sabiendo que Abd Al-Rahman III del califato Omeya era pelirrojo de ojos azules, porque en aquella época los bárbaros del sur se pirraban por las princesas guiris del norte. Así nos damos cuenta que las cosas no cambian mucho y que todos venimos del mono y esos monos venían de África.Como esto iba a ser una crítica literaria hablaré un poco de mi libro. Está escrito por un navarro que para ser académico expresa su opinión con demasiada facilidad. Le caen bien los Omeyas, Franco y todos los pseudonacionalistas actuales, raro para un catedrático de historia. Le caen mal Felipe González, España y los españoles. Con esas premisas y la historia de España ya tenéis la crítica del libro.

The traveler’s history series está orientado a viajeros la personas que residen en un país que realmente quieren aprender más del sitio donde viven.

El libro en general es recomendable para cualquiera que quiera aprender más de historia de España de una manera somera.

El libro empieza desde la fundación de Gades hasta las elecciones ganadas por Aznar, al menos en esta edición. Cuando trata hechos modernos, donde existe una bibliografía y documentación extensa y aún así, los hechos no quedan claros. Nos hace comprender lo difícil que es contar o interpretar la historia de hechos pretéritos donde los datos son escasos.

Mi consejo. Lee, infórmate,… La ignorancia te hace débil.

3 comentarios sobre “A traveler’s history of: ESPAÑA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s