Diario de a bordo: Puno

Visitar una gran ciudad no tiene sentido sin visitar esos pequeños lugares que la hacen única. Bares pequeños con gente auténtica. Palillos en el suelo, barra sucia y olor a rancio.

Visita la tasca de cada pueblo para entender al país.

Diario del hipster impresentable

En eso que está el hipster visitando Barcelona y se coge el cercanías para llegar a Santa Coloma y meterse en el bar más cutre lleno de obreros de la construcción. Si es ese el nivel de tus actividades turísticas; de Puno no saldrás decepcionado. En los circuitos suelen incluir esta ciudad para poder ver el legendario lago Titicaca, el lago navegable más alto del mundo, y sobre todo hacer la visita de tres horas a las islas flotantes de los Uros de las que ya hablaremos en otra entrada.

La isla del fondo, cual Parque Jurásico, es una reserva de Vicuñas sólo visitable a personas selectas

La mayoría de los turistas no le dan una oportunidad a la ciudad. La ciudad no tiene ni la belleza colonial de Arequipa, ni el embrujo histórico de Cuzco ni ese ambiente cosmopolita que late en Lima. Dicho esto

¿Merece la pena visitar Puno?

Seguro, igual que merece la pena compartir un licor de hierbas con un encofrador de Igualada a las 7 de la mañana. Puno es mucho más auténtico que el resto de las ciudades turísticas. ¿Qué quiere decir auténtico? Feo, sucio y desordenado. ¡Vaya eufemismo!

Mapa de la región de Puno

¿Nada que hacer en Puno?

No dejes que te engañen. Siempre hay algo que hacer en cualquier sitio para pasar unas horas o días. Hay ambiente nocturno donde casi no hay extranjeros. Al ser raza del altiplano podréis sentiros como sex symbols aunque vuestra madre os tapase por vergüenza hasta los ojos en el capazo cuando paseaba por el Espolón. No es Ibiza pero es fácil moverse para encontrar locales animados.

El puerto

El Titicaca es un lago pero da ese ambiente de ciudad portuaria a Puno. La zona del puerto y la universidad está muy cuidada y se puede disfrutar de un grato paseo con el lago de paisaje de fondo.


Vista de la ciudad desde el Mirador del Cóndor

El hotel de cinco estrellas del fondo está englobado en una reserva. Fácil ver camélidos y una gran vista del lago. Los barrios de alrededor seguramente no sean todo lo bonitos o seguros que desear para un turista pero es un bonito paseo. Siempre se puede ir por transporte público.

Centro Histórico

No sólo del lago vive la ciudad. Un paseo por la Plaza de Armas y el Centro Histórico nos da ese contrapunto colonial que, sin llegar a la altura de Cuzco, tiene historias curiosas.

Cuenta la leyenda que a base de explotar a la población local en su época, los hombres más ricos de mundo estaban en Puno. Su codicia les hizo que no pasaran la asignación al Virreinato. Así que, el comendador mandó a una expedición para juzgar y cobrar los impuestos. Para justificar que ellos no se había hecho ricos usaron toda la plata almacenada para cubrir calles y casas con ellas. No coló y fueron ajusticiados. Años después en una rebelión indígena hizo que estas minas desaparecieron de forma misteriosa.

Es curioso, en la época de los móviles e internet hay muchos menos milagros religiosos. Menos El Dorado y mucha más gente borracha, bailando mal en las bodas y destrozando los karaokes. La cámara de tu móvil la carga el diablo claramente.

Miradores

Si nos apetece pasear hay varios miradores (Cerrito Huajsapata, Puma Uta y Kuntur Wasi). Uno al lado del centro los otros más alejados y muy altos respecto al nivel del mar, recordad que estáis en la capital del apunamiento.

Manco Cápac emergió del Lago Titicaca para fundar la civilización Inca

Desde el cerrito podemos encontrar otras leyendas. Aquí, debajo de la atenta mirada de Manco Cápac se encuentran una serie de cuevas. La historia popular dice que los incas excavaron túneles hasta Cuzco (350km). Por supuesto cuando llegaron los españoles estos túneles míticos desaparecieron.

Mirador del cóndor

Si ya hemos acabado con el centro, los miradores y el paseo por el lago aún nos quedarán cosas por hacer.

Sillustani

Mucho más desconocido que Machu Picchu o incluso que Tiwanaku el emplazamiento arqueológico de Sillustani es espectacular por localización y belleza. Son una serie de túmulos funerarios de hasta doce metros. Fue mucho más grande en el pasado y no ha sido preservado.

El estado ha invertido en carteles, el precio de la coima es indeterminado

La culpa, como siempre, la tienen los españoles que lo destruyeron buscando tesoros y todo eso. Como la realidad suele ser más incómoda que la ficción, nuestro guía nos contó que incluso cuando él era pequeño había más túmulos. Los rayos han destruido muchos de ellos. La última momia la descubrió un perro hambriento porque los turistas tiraban cosas en el interior de los túmulos. Podemos echar la culpa a los errores del pasado o aceptar que nuestro problema es actual y son la desidia institucional y la falta de interés de las comunidades locales.

Teoría de cómo se construían los túmulos sin técnicas modernas

Afortunadamente esto está cambiando y se nota que ahora el turismo está siendo una fuente de riqueza. Cobran entrada y el recinto está más cuidado.

Lo de cobrar entrada es como en muchos sitios cuestión de voluntad. Si vas por libre no es que te cueles ya que no hay barreras físicas ‘insalvables’, por decirlo de alguna manera. Allá en la conciencia de cada uno lo de contribuir a salvar el patrimonio.

Sillustani luchando contra el tiempo y las fuerzas de la naturaleza

Recorrido por los templos coloniales: Chucuito, Juli y Pomata

Chucuito es un templo de la fertilidad muy popular entre las chicas. Así que podréis visitar unas ruinas llenas de piedras con forma de pene gigante. Tendréis un montón de posibilidades de encontrar vuestra foto para el currículo vitae.

Esa chica parece feliz, no dejes pasar la oportunidad de entrar en el mundo Guaschibo

Recorrido por los Pueblos Tradicionales Lampa, Pucará, Ayaviri y Putina

Comer como en casa de tu abuela por casi el mismo precio.

He de decir que una demostración gastronómica probé arcilla. Es decir barro con sal. Ríete de nouvelle cuisine Ferrán Adriá.

Seguro que me dejo actividades para realizar como alquilar una bici y recorrer la orill del lago. Paseos en barca. Todo lo relacionado con el lago y muchas otras cosas que sólo podréis vivir si dais a Puno una oportunidad.

4 comentarios sobre “Diario de a bordo: Puno

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s