Diario de a bordo: La Paz

Después de disfrutar de la tranquilidad y el recogimiento del Lago Titicaca llegó el momento donde todo eso se truncaría de una manera ciertamente irónica en La Paz. La No Capital de Bolivia es una amalgama de gente, de pueblos, de culturas como lo es el Estado Plurinacional de Bolivia que es como han rebautizado al país.

La Paz 3689 m capital administrativa del Estado Plurinacional de Bolivia

Se pueden ver las infraestructuras pagadas con los fondos al desarrollo del Banco Mundial y de la OCDE mezcladas con edificios a medio construir de los barrios más humildes por eso que dicen que las obras acabadas pagan más impuestos o puede que no. Ejecutivos que viajan en traje en el transporte público compartiendo habitáculo con collas que llevan el traje tradicional y un bebé a la espalda porque moverse en teleférico es la opción más sensata. Ese choque entre modernidad y tradición es más claro que en cualquier otro lugar del cono sur.

Si Gru era tu Villano favorito puedes adoptar a Evo

Esa dicotomía se respira tanto a pie de calle como en la política. Evo, tu dictador favorito, ha explotado ese populismo, que tan bien funciona en América Latina, para pasar de ser el presidente más querido de los bolivianos a tener pintadas en la capital que abogan para que dé un paso a un lado. Ya hablaremos de esto en otra entrada, que dicen que me enrollo como las persianas y que es difícil seguir mis posts. Intentaré hacer más entradas y más cortas para que sean la lectura ideal para un viaje en metro o el sustituto del champú en los mejores tronos de Roca.

Hago zas y aparezco a tu lado

El capitán Pedro de Gasca encomendó a Alonso de Mendoza que fundase una ciudad que sería el germen de la actual La Paz. Los españoles no hacían más que violar, matar y todo esas tareas encomendadas a los conquistadores, pero la mayor parte de las ciudades del subcontinente aparecen con fundadores de esa época, llámame loco pero debían de ser gente muy ocupada.

¿Eres de Messi o de Cristiano? es como ser Camba o Colla

El caso es que al bueno de Alonso no le pareció demasiada buena idea la orden del capitán de pasar frío y sufrir de apunamiento a más de 4000 metros así que movió el asentamiento al valle donde los autóctonos hacían su vida de manera totalmente autosuficiente. Parece ser que la simbiosis se mantuvo en el tiempo, eso sí, como diría el buen votante de VOX, las cosas con orden. Los españoles se establecieron al otro lado del río y tuvieron una relación cordial, la mayor parte del tiempo, claro.

Eso se puede apreciar en La Paz actual con una gran diferencia entre barrios. El río ya no existe (se ha canalizado) y aquel sitio inhóspito que los conquistadores consideraban que no era apto para la vida humana es una macrociudad llamada El Alto que forma parte de la conurbación de La Paz. Las clases más pudientes se alojan en el sur a unos 3200 metros y con un clima mucho más benigno. No todo es estatus.

En el fondo de un pozo

La Paz no está en el fondo de un pozo pero sí que se encuentra en el antiguo lecho de un gran lago. La historia de la creación física del continente es muy curiosa. Los Andes podrían haber sido una cadena de volcanes en el Pacífico pero al final las dos placas se juntaron creando el subcontinente americano. Eso sí durante millones de años gran parte del continente fue mar, luego lago y ahora altiplano.

¿Es eso importante?

Lo es para comprender la formación del Salar de Uyuni, para entender las huellas de dinosaurios de Sucre y para saber porque La Paz sufre de un problema endémico con los deslizamientos de tierra.

La ciudad está básicamente construida sobre barro. La roca sedimentaria de un lago del cuaternario es más que suficiente para alojar chozas de paja pero si empiezas a construir sin cimientos pisos de siete alturas es como enviar a Trump a las conversaciones de paz en la ONU, los problemas van a comenzar.

Bolivia, la Alemania de Sudamérica

En mis últimos días en La Paz los medios abrían con un deslizamiento que se había llevado medio barro. El alcalde local se lavaba las manos diciendo que no estaba permitido edificar allí, aún así UN BARRIO ENTERO había salido como los boletus en otoño, lo habrían hecho la noche anterior o más bien durante los últimos diez años.

La dejadez de las instituciones no es coartada para la irresponsabilidad de los individuos. Dentro de esta catástrofe había historias personales como una familia que había perdido todas sus pertenencias. Un edificio de siete plantas para toda la parentela y allegados más algún que otro inquilino, sin cimientos, edificado sobre un antiguo vertedero, sobre el lecho de un antiguo lago, en una zona sin preeminencia sísmica pero con riesgo de inundaciones, sin permiso de edificación… Europa está sobreregulada pero si la alternativa es esta tendré que dar gracias a Mr. Shuman.

El día que sucedieron estos hechos llovió fuerte un par de ratos y ni siquiera de manera continua. Estuve hablando de lo divino y de lo humano con un boliviano en el cine y me comentó que las clases populares (es decir casi todo el mundo) van por libre. El sueño americano es construir una casa para toda la familia, por supuesto todo es mucho más barato si excluyes los permisos y los arquitectos de la ecuación. Si a eso unes el cambio climático, que la temporada de lluvias se ha trasladado de los meses de Enero y Febrero a todo el año, más el deshielo de los glaciares, una mala gestión de los cauces y las ramblas y otros muchos factores hacen que las noticias de los próximos años vayan a estar llenas de las mismas noticias o al menos muy similares y por supuesto nadie tendrá la culpa.

«Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa»

No he hecho la comunión pero al fin de cuentas nadie aprendió responsabilidad en la iglesia

Vámonos de fiesta

En el continente en general la fiesta no es algo muy sencillo de conseguir. En algunos lugares por la inseguridad, en otras por la legislación y en otros por la cultura es difícil gozar de la libertad que se tiene en España. Caminando por la ciudad se pueden ver multitud de discotecas cerradas que gozaron tiempos mejores.

Porque no todo va ser Inca

Los paceños te acaban recomendando los hostales de guiris que salen en las guías y los voluntarios del hostal, esa serie de esclavos modernos que trabajan como Kunta Kinte a cambio de alojamiento y comida, me sacaron de fiesta a uno de esos sitios. La fiesta era una pasada, la verdad. Caracterizaciones de Alicia en El País de la Maravillas, DJ y un montón de chicos y chicas jóvenes muchos de ellos que no sabían dónde se habían metido. A partir de las dos de la mañana en toda la conurbación sólo deben de quedar un par de garitos abiertos no del todo recomendables así que id con ojo.

¿Qué visitar?

  1. Valle de la Luna
  2. Mercado de las brujas
  3. Ruta de los teleféricos
  4. Iglesia de San Francisco
  5. Chalcaltaya
  6. Un partido de fútbol en los estadios más altos del planeta
  7. Disfrutar de la gastronomía
  8. Acudir a alguna de las manifestaciones (más de una al día de media)
  9. Hacer caída libre desde el Hotel Presidente, abren todos los días del año menos el día que fui yo, así soy también lo hice en el Louvre.
  10. Killi Killi
El fútbol es un espejo de la sociedad

En realidad la lista es bastante larga, en la oficina de turismo tenían un vídeo de 50 cosas que hacer en La Paz incluyendo puentes colgantes y otras atracciones que no vas a visitar en un fin de semana. Sin duda un destino recomendable que, como la buena cerveza, no se puede apreciar al primer trago sino saboreándola con tiempo.

En La Paz además conocí a un montón de gente interesante, esos que ya tuvieron su entrada como El ingeniero Daniel o El bueno de Gary y otras que se lo merecen como los ingleses que compartí habitación o Alexia que fue mi compañera de fatigas de manera totalmente casual y de manera intermitente durante el siguiente mes.

El Valle de la Luna

No se vayan todavía, aún hay más

Quería hacer la entrada corta como una legislatura de Pdr Snchz y me está quedando como la carrera política de Rajoy. ¿Y si usas La Paz como centro de operaciones?

  1. Tiwanaku
  2. Huayna Potosí (y otras cumbres de la Cordillera Real)
  3. Selva Amazónica en Rurrenabaque
  4. Carretera de la muerte y la pre selva en Yungas
  5. Lago Titicaca

Eso es lo que os espera en breve si yo tengo la fuerza de voluntad que necesito.

El que se aburre es porque quiere

6 comentarios sobre “Diario de a bordo: La Paz

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s