Diario de a bordo: Coroico

Hoy es 20 de octubre, si todo va bien, en Coroico se celebra la fiesta de la Virgen. En Europa se suele celebrar el 15 de agosto, pero las fiestas paganas de la cosecha del antiguo continente, no funcionan bien en la selva. En realidad, lo que se celebra es que una ciudad de unos 500 habitantes consiguió repeler un ataque de un ejército de 5000. Españoles contra aymaras en los albores de la independencia. No les resultará extraño, pero esta ciudad también fue fundada por españoles.

Las vistas de noche son también espectaculares con el canto de la selva

Coroico es el sitio ideal para descansar del bullicio de La Paz, de poder dar un descanso a nuestros glóbulos rojos bajando del altiplano a una altura de unos 1500 metros y de un clima frío y seco a la humedad calurosa de la pre-selva.

Muchos de los turistas optan por no volver a La Paz después de terminar la Death Road. Por un módico precio podrás encontrar un taxi o un paisano que te llevará a este cerro. Sí, amigos, Coroico está en un cerro porque esos españoles ‘que venían en son de paz’ tuvieron que buscar una plaza fuerte para defenderse de los indígenas que no veían con buenos ojos a los extranjeros, les podremos llamar desconfiados. En realidad los colonizadores estaban más bien interesados en el oro, como casi todos los imperios el interés está más en los recursos que en los pueblos y culturas colonizados. Mira, estamos en el siglo XX y en Venezuela siguen parecido. Me dicen por el pinganillo que llevamos gastado un quinto del Siglo XXI y yo sin enterarme, será porque pensaba que nos habíamos anclado en el XIX.

La ciudad en sí tampoco es excesivamente bonita

Coroico es un sitio especial por varios motivos. El primero y principal es el clima. Básicamente hemos descendido 3000 metros desde lo alto del puerto. El ambiente es selvático, pero al estar aún en altura es todavía fresco así que no os extrañe al ver una gran colonia alemana buscando climas templados en Bolivia.

Bolivia en general es un país relativamente seguro, mucho más que la mayoría de los países con los que comparte continente. En las zonas rurales posiblemente a niveles europeos. Podríamos decir que es un remanso de paz dentro de la algarabía reinante en las grandes ciudades. Muchos de los turistas visitan su famosa panadería alemana consiguiendo productos típicos de Europa en mitad de la selva.

Uno de sus mayores recursos es el turismo por lo que os debo advertir que los precios de alojamientos y comidas pueden doblar fácilmente los de La Paz, aún así, es un país muy económico.

Puedes disfrutar de espectaculares saltos de agua

Si queréis ideas de ruta alternativas, para aquellos que escapáis un poco de lo convencional y de las rutas circulares, podréis hacer: La Paz, Death Road, Coroico y empalmar con Rurrenabaque. Es un itinerario menos trillado, es decir, vais a hacer casi lo mismo que los demás, pero en diferente orden así cambiáis de gente en el hostal.

El turismo puede ser una de sus principales fuentes de ingresos, pero ahora mismo está empezando a funcionar de una manera profesional. Los resorts, la mayoría regentados por extranjeros, empiezan a salir como setas en otoño en lugares dispares de la selva. Las cataratas se están remodelando y se han creado una serie de balnearios o piscinas naturales que exigen entrada para ser disfrutados.

Disfruta de un baño de agua fresca

Así que lo mejor que se puede hacer en Coroico, además de tomar salchichas, pretzeles y otros platos alemanes, es disfrutar de la tranquilidad. Hay varios paseos y rutas a pie, aunque no están demasiado indicadas y es fácil perderse. Al ser muy tranquilo podemos estar en medio del monte y no encontrarnos absolutamente a nadie así que salid preparados para esta eventualidad.

Consejo

Yo visité Coroico por consejo de unos chavales que estaban en La Paz, ellos pasaron meses allí. Si vais justos de tiempo Coroico es prescindible si vais a visitar otros sitios de selva. Si queréis cambiar del ambiente paceño entonces sí que es una buena opción. Son 100 km que se deberían hacer en dos horas sin embargo los locos del minibús lo pueden hacer en menos de una. Si hay accidentes es sobre todo por la temeridad de los conductores que no tienen ningún tipo de respeto a las normas de circulación y mucho menos a las normas del sentido común.

Para saber más no tenéis más que visitar los links, llenar mi blog de copia pega de otros blogs no es demasiado ético.

El gato dice que aquí se vive bien

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s