Diario de a bordo: Samaipata

Sale en las guías, los visitantes lo recomiendan, pero estamos en la misma situación que en muchos otros puntos del globo: no tiene nada lo suficientemente excepcional para justificar el esfuerzo que tardas en llegar a ninguna parte.

No cuentan las culturas anteriores porque la ciudad es de origen colonial

Como buen abogado del diablo, aunque no tenga nada de abogado ni de diablo, os intentaré convencer de que si os pilla de camino es un gran lugar para pasar unos días debidas a sus múltiples y variadas alternativas turísticas además del hecho de que es de los mejores sitios para olvidarse del mundo.

Samaipata (centro ciudad)

Es un pueblo pequeño y acogedor. Está claramente orientada al turista. A pesar de ello, podremos acudir al mercado a comprar productos locales a un precio más que asequible (dependiendo de nuestra dotes de regateo), tomar una de las mejores hamburguesas del país según tripadvisor (más que recomendada) y acabar la tarde en una Happy Hour con música en directo en un radio de menos de 100 metros. Aparte del museo arqueológico, no hay mucho más que visitar que la iglesia y Plaza de Armas. En un ratín habremos acabado con la visita turística al pueblo.

Vallegrande

Vallegrande, como no, fue fundada por colonizadores (año 1612). Muchos de los que pasan por Samaipata no dejan de visitar este pueblo, englobado dentro de la Ruta del Che en Latinoamérica, como Cuba o Alta Gracia (Argentina). Los que estén mal informados pensarán que aquí es dónde fue ejecutado, pero en realidad es dónde se tomó la famosa foto de su cadáver en la Lavandería. La ejecución realizada por militares bolivianos, supuestamente bajo comando de la CIA, se llevó a cabo en La Higuera.

La mayoría de estas poblaciones se encuentran a menos de 50 km las unas de las otras, pero os advierto que las comunicaciones no son fáciles así que deberéis estar muy motivados para realizar esta visita. No os daré una opinión porque yo me la salté.

Amboró

Ya comentamos, en la entrada de Santa Cruz, la posibilidad de visitar este parque. Por fortuna para el turista que evita aglomeraciones y por desgracia para los asalta carteras de turistas, las malas comunicaciones y el hecho de que no lo pongan en el top 10 de las guías hace que sea un sitio solo relativamente visitado por turistas.

Me falta el barco y Grace para ser Di Caprio en el Titanic

El atractivo de la zona es innegable. En él convergen los tres ecosistemas básicos de Bolivia: selva amazónica, altiplano y yungas. Cada cual con sus peculiaridades. Si por si esto no fuera poco podremos visitar bosques de helechos arborescentes. Cierto que para los que no entiendan ni de botánica ni de jardinería diferenciar un helecho de un árbol puede ser difícil. De hecho, si nos decidimos a estudiar las clasificaciones de reinos taxonómicos han cambiado mucho desde Linneo. Al no ser una ciencia exacta y estar abierta a la interpretación no culparé al turista despistado que no sea capaz de diferenciar un helecho de una palmera … si ese helecho parece un árbol. De ahí que oigáis a menudo la expresión arbóreo o arborescente. Esto se merece una entrada a parte.

Las visitas se tienen que realizar con guía y con el permiso de la comunidad local. Por supuesto esto es relativo. Si te presentas con un 4×4 en la entrada que tienen puesta con una cadena o una cuerda y le das algo a la niña que la guarda ya tienes garantizada la entrada al parque. Los caminos son sencillos aunque no estén indicados los puedes descargar de wikilocs, perderse creo que es fácil y será difícil encontrar a alguien que te saque del aprieto.

Sin tener los paisajes que quitan el aliento de otras zonas del continente la flora del lugar es de un carácter excepcional, sobre todo, por su singularidad. Estos bosques primitivos son muy difíciles de encontrar y aunque de especies diferentes aún existen en parajes de Nueva Zelanda, Canarias o zonas de Centroamérica. Aquí se puede añadir mucha literatura y fantasía, pero seré breve.

Rutas vinícolas

El turismo ha llegado al pueblo, así como la explotación vinícola. El progreso de las zonas rurales del mundo viene apadrinado por una globalización que hace que un antiguo pueblo de la yunga boliviana se asemeje a uno europeo.

Tanto el tipo de explotación vinícola como turística se asemeja a cualquier sitio de Francia. La calidad del vino es aceptable y sobre gustos hay ya demasiado escrito. Podremos llegar a varias tras un paseo por carreteras sin asfaltar. Si no fuese porque me recibieron con las lluvias más torrenciales desde que hay registros hubiese sido una ruta sencilla.

Hay varias en el pueblo. Recomendaría llamar para saber si hacen visita antes de empezar el paseo para llegar a ellas.

El Fuerte

El complejo arqueológico más representativo de la zona es denominado El Fuerte. Una confusión de los colonizadores cuando llegaron a la zona ya que originariamente no tenía carácter militar. Es muy anterior a los incas. Es grande y en otros sitios del mundo sería realmente importante.

Me gustaría destacar lo esfuerzos que desde la administración han realizado en los últimos años, pero queda mucho camino por recorrer.

No tan famoso como Machu Picchu, impresionante en cualquier caso

Es un buen paseo desde Samaipata, también puedes coger un taxi o una moto para que te ahorren los 25 km de ida y vuelta.

La UNESCO lo considera el mayor emplazamiento rupestre del mundo. No tiene tanta fama como otros asentamientos arqueológicos, más que nada, porque esa importancia relativa la dan las revistas de viajes y no tienen un carácter científico.

Visita a las Cuevas (cascadas)

Dentro de los parques y las zonas naturales hay varias cascadas. Sin embargo, necesitaremos tomar un transporte para llegar y el acceso no es sencillo.

Yo no fui, pero podéis ver vídeos en youtube.

El refugio zoológico

Lo llaman refugio de recuperación de animales, pero no deja de ser un zoo chungo gestionado por europeos a base de voluntarios. Es tan amateur que tiene su encanto y disfruté muchísimo. Tuve que descalzarme varias veces atravesando torrentes para llegar. Otros hubiesen cogido un taxi.

Más que amistad con un mono araña

Creo que estas entradas son necesarias para documentar el viaje y para hacer recomendaciones posteriores. Sé que los pocos que las leen encuentran un aroma a dejadez ya que no son más que una enumeración de sitios que muchos otros blogs ya han citado antes. Ser original es muy complicado y tiene un precio grande, sobre todo en un bien preciado como es el tiempo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s