Diario de a bordo: Trujillo

¿Por qué Trujillo?

La vida está llena de pequeñas metas y ésta es el checkpoint donde se acaba Perú, al menos en el blog. La mayoría de los turistas hacen una última parada en Máncora en Piura para disfrutar de la playa. Sin embargo, yo ya estaba con ganas de dejar el continente como ahora tengo ganas de acabar este blog.

El viaje a la frontera daría para otra entrada dónde llevábamos polizones, nos paró la policía y nos dejaron secuestrados en un autobús sin aire acondicionado y sin saber qué pasaba. Sin embargo, eso es otra historia y hoy hemos venido a hablar de Trujillo. En viajes largos es muy difícil sorprenderse y por eso tener encuentros afortunados como Trujillo alegran el viaje. La parada fue más técnica que otra cosa entre Huaraz y Ecuador. Para estirar las piernas nos dimos 9 horas en la ciudad.

Deportes acuáticos (Huanchaco – Perú)

En las primeras entradas, nuestro seguidor favorito de Bolsonaro decía que los españoles no habían traído nada a América. No digo trajimos ya que, aunque tenga pasaporte español, tengo menos que ver con los exploradores, descubridores, conquistadores que llegaron a América que por ejemplo los naturales de Trujillo. Muchas ciudades americanas que tienen su homónimo en España son, hoy en día, mucho más importantes que sus gemelas en España. Este es el caso de Trujillo.

La respuesta a ¿por qué acabé en Trujillo? es fácil: pillaba de camino. Esta respuesta, no obstante, no es completa. Trujillo merece mucho la pena y si sigues leyendo te voy a intentar convencer a que visites esta pequeña joya del norte de Perú.

¿Por qué visitar Trujillo?

Trujillo tiene ese tufillo a viejo, a ciudad decadente, aromas de un colonialismo trasnochado que evocan pasado y poco futuro. La Ciudad de la Eterna Primavera ha dejado de serlo debido al cambio climático, o al efecto del Niño o la Niña ¿quién sabe? Puede que ya no haga siempre 20 grados como si fuesen las islas afortunadas, pero su pasado merece ser rememorado.

Esta ciudad colonial sigue siendo la capital judicial de Perú y es un centro económico de la región. Capital de la Marinera y tierra del Caballo Peruano de Paso. Fue sede de la cultura Chimú (siglo XII al XV D.C.) y de su capital Chan Chan. Los restos de esta ciudad, patrimonio de la humanidad, forman la ciudad de adobe más grande de toda América.

Fue fundada en 1534, como una de las principales ciudades del virreinato por el mismísimo Pizarro. Su centro histórico conserva gran parte de esta importancia. Así que podemos pasear por las calles del centro imaginándonos como lo hacía Pizarro en el proceso de asimilación del país en el Imperio.

Si queremos huir del colonialismo y alejarnos de la visión incacentrista, podemos desplazarnos a las afueras de la ciudad. Allí la arquitectura prehispánica surge en medio del de las arenas con unas pirámides, que aún lejos de las egipcias, nos transportan a un tiempo pasado dónde el ser humano aún no había conquistado los cielos. Los centros arqueológicos son numerosos

  • La ciudad de Chan Chan
  • El complejo arqueológico El Brujo
  • Huacas del Sol y de la Luna
  • Huaca del Dragón (Arco Iris)
  • Huaca Esmeralda entre muchas otras.

Si tener en unos pocos kilómetros cuadrados en la cultura y el pasado colonial sumado a los vestigios más importantes de la civilización Chimú y Mochica nos parece poco, siempre podremos llegar hasta la playa y practicar deportes acuáticos o probar “los caballitos de Totora”. Unas piraguas hechas de este material parecido a los juncos que se conservan en la playa para alquilar a los turistas.

Caballitos de Totora (Hunachaco – Perú)

Para aquellos que siempre buscan más porque tienen un estómago para el postre os propongo una gastronomía diferente basada en productos del mar.

GASTRONOMIA

  • Seco de cabrito con frijoles. Guiso de cabrito tierno.
  • Shambar. Sopa de trigo con carne de cerdo y menestras.
  • Sopa teóloga. Caldo de gallina con pan remojado.
  • Frejoles a la trujillana. Frejoles negros con ajonjolí y ají mirasol.
  • Pepián de pava. Guiso de pavo con arroz y maíz.

Festivales

Podréis degustar estos platos típicos durante:

  • Mundiales de surf (marzo)
  • Concurso Nacional de la Marinera (enero)
  • Festival internacional de la Primavera (septiembre)

¿Qué ver en Trujillo?

Centro y Plaza de Armas

El centro histórico de la ciudad recuerda mucho a un pueblo extremeño, sensación que había sucedido ya en Cuzco o Arequipa. Si Cuzco había sido la capital del Tahuantinsuyo, Trujillo se localizó muy cerca Chan Chan capital del imperio Chimú.

Sin ser nada excepcional el listado de edificios notables en Trujillo no es despreciable os dejo un listado para aquellos que tengáis tiempo y ganas de pasear.

  • Plaza de Armas de Trujillo
  • Catedral de Santa María
  • Mercado (precios económicos)
  • Casa Urquiaga
  • Casa de la Emancipación
  • Museo del Juguete
  • Monumento a la libertad
  • Iglesia de San Francisco
  • Casa del Mayorazgo
  • Antigua Muralla
  • Casona Mariscal de Orbegoso
  • Iglesia Masiche
  • Óvalo Larco
  • Iglesia de San Agustín
  • Iglesia de Belén
  • Iglesia de la identidad Regional
  • Iglesia de Santo Domingo
  • Museo Arqueológico
  • Iglesia de Santa Ana
  • Jardín de los sentidos

Huacas del Sol y de la Luna

Nuestro pequeño grupo formado en Huaraz decidió tomar la opción fácil de acudir a una agencia y por un módico precio decidimos visitar las Huacas del Sol, la Luna, del Dragón, continuar por Chan Chan y acabar en la playa antes de poder volver a la estación de autobuses y dirigirnos a la frontera de Ecuador.

Cerro con espectacular forma cónica con significados religiosos

Las Huacas del Sol y de la Luna se encuentran al norte de la ciudad. Su conservación ha sido históricamente precaria, durante los últimos años el aumento del turismo del país ha aumentado su protección, pero aún podemos ver bicis de trial y domingueros en pirámides de adobe que languidecen ante el paso del tiempo y la erosión.

Las teorías son varias y la cultura moche no ha sido muy estudiada. Los autores atribuyen a la Huaca del Sol actividades políticas y a la Huaca de la Luna actividades religiosas. A los pies de estos edificios de cinco y diez plantas se encontraba una urbe que representó la capital de la cultura Mochica desde el siglo I a.C. hasta el siglo IX d.C. No interpretéis mi admiración por otras culturas preincaicas como odio a los quechuas. Es simplemente que la interpretación actual sesgada de la historia e incacentrista me causa tristeza y me gustaría daros una visión más global.

Huaca del Sol

La Huaca del Sol, más bien es un edificio construido con fines administrativos, consistente en una pirámide escalonada de unos 43 metros de altura. Cuenta con 5 grandes terrazas, la mayor de 80 metros de longitud, sobre unas bases de 228 de largo por 136 de ancho y la plataforma de 18 metros de altura, está coronada por una pirámide de 23 metros de alto, que tiene una base cuadrangular de 103 metros de lado.

Frescos mochicas (Trujillo Perú)

Esta Huaca fue el centro político administrativo de esta cultura y de vivienda para la alta sociedad moche. La huaca fue parcialmente destruida por los españoles al desviar el cauce del río Moche, dañando una parte importante de la huaca. No se han hecho muchos trabajos arqueológicos, a diferencia de la Huaca de la Luna, por falta de presupuesto. Se usaron 140 millones de adobes.

Huaca de la Luna

Está a medio kilómetro de la Huaca del Sol. Esta construcción destaca por tener templos que fueron superpuestos y construidos en diferentes períodos. Tiene una base cuadrada de 87 metros de lado y una altura de 21 metros. En su plataforma superior se levantaban una serie de salas decoradas con figuras humanas.

En un altar ceremonial del último templo construido fueron descubiertos los restos de 40 guerreros sacrificados. Es importante destacar que para esta cultura era un honor inmenso el poder ser sacrificado.

Perro blanco – perro negro disfrutando del yacimiento arqueológico

La Huaca de la Luna conserva interesantes pinturas murales de 5 colores (blanco, negro, rojo, azul y amarillo), los cuales fueron obtenidos de minerales, y relieves donde se puede apreciar la divinidad moche llamada Ai apaec o el dios degollador. Igualmente, es posible visitar los patios y plazas ceremoniales de más de 1500 años de antigüedad.

En la fachada se puede observar que una serie de personajes como la deidad de las montañas con cinturones que terminan en cabeza de cóndor, zorros con cabezas trofeos, pescadores, una serpiente, enormes cangrejos con cuchillos ceremoniales, personajes agarrados de las manos o los sacerdotes de los rituales. Cada figura es relacionada con el culto al agua y a la fertilidad agrícola.

Existe un patio de 10.000 metros cuadrados desde donde la población de las zonas urbanas circundantes podía ver la preparación para el sacrificio de los guerreros, sin embargo, el sacrificio propiamente dicho sólo podía ser observado por las altas autoridades.

La Huaca del Dragón

La Huaca del Dragón, o como también se le llama, Huaca del Arco Iris, está ubicada en el norte, en las afueras de la ciudad de Trujillo, en el distrito de La Esperanza y cerca de Chan Chan, en el Perú.

Detalle de la Huaca del Dragón (Trujillo – Perú)

Se trata de un gran monumento religioso, centro ceremonial y administrativo construido en adobe, cuyos murales están decorados con frisos en relieve mostrando figuras antropomorfas y representando de una manera estilizada el arco iris.

Si bien algunos arqueólogos atribuyen este monumento a la Cultura Chimú (años 1100-1450), otros afirman que este adoratorio fue construido entre los años 800 y mil de nuestra era por la Cultura Moche.

Se trata de una pirámide formada por una doble plataforma protegida por una elevada muralla con un solo ingreso al conjunto arquitectónico. Las típicas rampas de la época dan acceso a la Huaca desde la parte superior.

Esta construcción tiene catorce depósitos, lo que indica que no solo era un adoratorio, sino un centro de acopio de bienes para el abastecimiento de quienes vivían allí y sus alrededores.

Los muros de las plataformas están decorados con bellos altorrelieves. Una figura adopta la forma de un arco iris en forma muy estilizada en pos de engullir a un personaje, con cada cabeza. Al centro figuras antropomórficas en forma de Dragón con las fauces abiertas comparten el bocado. Una figura bicéfala posada sobre una pequeña plataforma o altar comparte entre sus fauces un tumi.

Chan Chan

Una de las razones de visitar Trujillo puede ser la comparación Chan Chan con Cuzco. Si los guías cuzqueños aducían que el Tahuantinsuyo realizó su expansión mediante diplomacia, en Trujillo recuerdan el exterminio de la cultura Chimú.

Genocidio Chimú

Dentro de los 500 años de historia del Imperio Inca sus cuotas de poder fueron fluctuantes. Los Chimú llegaron a invadir la capital obligando al exilio del Inca. Sin embargo, en un periodo de expansión y debido a la actitud beligerante y de no asimilación. Los incas decidieron exterminar a los chimúes.

Los nuevos conquistadores de los muros son los perros callejeros

En una sociedad creada en el desierto la dependencia del agua es brutal. Así que la forma más fácil de sometimiento fue la destrucción de los acueductos que regaban la capital. A pesar de la hambruna. En 1479 Túpac Yupanqui sitió la ciudad y destruyó los acueductos que le suministraban agua, la población se redujo a unas 5000 o 10 000 personas. Finalmente, hacia 1500 los chimúes se rebelaron y Huayna Cápac la saqueó y quemó parcialmente. La población total del reino chimú era de 500 000 personas. Tras la conquista se redujo a 40 000 en un siglo. De aquellos la clase dominante pasaría a formar parte de la élite Inca y el resto a ser esclavos o trabajadores desplazados de manera forzosa con pago en especie. Tomad la definición que vosotros queráis.

Arquitectura

La ciudad está compuesta por ciudadelas que tienen una sola entrada que da acceso a un corredor que se abre a otros caminos con paredes y edificios de hermosa arquitectura rectangular: patios interiores, residencias, edificios administrativos, templos, plataformas y depósitos. Las paredes se decoraron con frisos modelados en alto relieve con motivos geométricos y zoomorfos.

Restos de adobe de la capital Chimú Chan Chan (Trujillo – Perú)

La plataforma sepulcral del soberano, construida en forma de T, fue el edificio más importante. La ciudadela estaba circundada por barrios periféricos, donde vivían los productores y los servidores del reino. Los nombres que reciben hoy en día las ciudadelas corresponden a los arqueólogos que las han estudiado (Rivero, Tschudi, Bandelier, Uhle, Tello); así, la ciudadela «Rivero», corresponde a la sede de Minchancamán, último gobernante Chimú, capturado y llevado al Cusco por los incas según las crónicas.

La ciudad, fue el núcleo urbano de un gran estado regional que abarcó la mitad de la costa peruana, desde Tumbes en el norte, hasta Lima en el sur. Chan Chan está formado por nueve ciudades ciudadelas o pequeñas ciudades amuralladas. Todo el conjunto fue la capital del reino Chimor, organización estatal de la cultura Chimú.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s