La historia de Caleb(II)

Un rescate accidentado Las primeras luces del alba nos devolvieron las fuerzas. Desde antes del amanecer ya intuimos formas de barcos que salían a pescar, era cuestión de tiempo que alguno de ellos nos localizara. Sin embargo, pasaba el tiempo y nuestros gritos de socorro no llegaban a buen puerto. Uno tras otro los barcos … Sigue leyendo La historia de Caleb(II)

La historia de Caleb (I)

La labor del cuentacuentos La historia de Caleb podría ser la misma, o muy parecida, a la historia de todos esos niños que nacieron, nacen y nacerán en tierras con muchas menos oportunidades. Sin embargo, hay algo que diferencia a Caleb: se cruzó conmigo. Este dato podría ser anecdótico, pero la única razón por la … Sigue leyendo La historia de Caleb (I)

«El incidente» según «El Vasco»

Prólogo A modo de homenaje y sin querer emular al Premio Nobel GGM haré un relato en primera persona de lo que me imagino que debió vivir «El Vasco». Un ejercicio literario más que periodístico. Espero que lo disfruten. «El incidente» según «El Vasco» Capítulo I: Partida Era un día caluroso de verano. No era … Sigue leyendo «El incidente» según «El Vasco»

El «Incidente»: versión WhatsApp

Introducción Son casi 150 entradas y llegas al principio del fin. Eres uno de esos fieles y escasos seguidores del blog. No te preocupes, ya no más entradas de «Diario de a bordo» como si fuese una guía de viajes de lugares que no visitarás y ni siquiera te apetece, menos aún en esta cuarentena … Sigue leyendo El «Incidente»: versión WhatsApp

Esta mierda vale oro: Reserva Nacional de Paracas

Desde tiempos clásicos los griegos usaban el poder fertilizador de los excrementos. En Éfeso, actual Turquía, los gerentes de las letrinas pagaban una cuota a modo de donación al templo, que iría directamente a la misma Atenea o a las autoridades locales a modo de impuesto. No quiero entrar en una discusión entre lo divino … Sigue leyendo Esta mierda vale oro: Reserva Nacional de Paracas

Diario de a bordo: Samaipata

Sale en las guías, los visitantes lo recomiendan, pero estamos en la misma situación que en muchos otros puntos del globo: no tiene nada lo suficientemente excepcional para justificar el esfuerzo que tardas en llegar a ninguna parte. No cuentan las culturas anteriores porque la ciudad es de origen colonial Como buen abogado del diablo, … Sigue leyendo Diario de a bordo: Samaipata