Diario de a bordo: Sucre

Bienvenidos a la ciudad más azucarada del subcontinente. El mejor sitio para entender la historia de América desde el punto de vista de conquista castellana y emancipación posterior, sin olvidar su resistencia al imperio inca.

Chuquisaca (nombre charca y preconstitucional de la actual Sucre) estaba al borde del Tahuantinsuyo y fue la única ciudad que no pagó el tributo para la (falsa) liberación de Atahualpa.

El hermano de Pizarro la “conquistó”, léase levantó una finca y la puso en un mapa. Posteriormente fue escenario de luchas encarnizadas entre los bandos denominados almagristas y pizarristas. Sin ser un experto en historia a Pizarro se le imbuye de un manto de heroísmo y Almagro de traición, me imagino que la historia real tendrá muchos más matices.

San Felipe Neri

Desde la ciudad fueron leales al rey, Carlos I y sus sucesores les otorgaron rango de ciudad y el derecho a usar la Cruz de San Andrés como estandarte, así que cuando paseamos por la ciudad parece que estemos en un campamento de los tercios de Flandes. Su “realismo” , entendido tanto como lealtad al rey o como oportunismo político, también les garantizó el derecho a ser sede episcopal y a lo más importante de toda la concesión de la explotación de las minas del Potosí.

Durante toda la época colonial Chuquisaca, rebautizada como Villa de La Plata, fue la sede de la Audiencia de Charcas dependiendo de ella gran parte de los territorios de la original Bolivia hoy en día pertenecientes a Chile, Brasil, Paraguay o Argentina.

El incumplimiento sistemático del Tratado de Tordesillas por parte de los portugueses hizo que Sucre se integrara en el recién creado Virreinato de la Plata con capital en Buenos Aires, pero conservando la importancia en el Alto Perú.

Uno de los hechos determinantes fue el emplazamiento de la Universidad San Francisco Xavier de Chuquisaca en 1623, una de las primeras de todo el continente. Los Jesuitas establecieron una educación humanista alejada de los dictados del antiguo régimen que quería imponer Fernando VII con su absolutismo (des)ilustrado. Está cátedra fue uno de los principales motivos que Carlos III firmara su edicto de expulsión. Sin embargo, la Universidad siguió educando a los que en el futuro serían los líderes de las revoluciones liberales que conformarían el actual mapa político del continente. El “Grito de Libertad” se estableció en el Aula Magna de la Universidad actual casa de la libertad en el contexto de las guerras napoleónicas.

“Debemos obediencia sólo al rey, a quien hemos delegado nuestra soberanía. El rey está preso y no puede gobernar. Nuestra soberanía ha vuelto a nosotros. Por lo tanto, somos libres”

Silogismo de Charcas

En 1898 una desigual guerra civil entre La Paz y Sucre, concluyó con la masacre de los partidarios de la capital incluidos actos de canibalismo y traición a los indígenas. El conflicto no derivó en un estado federal pero sí en el traslado de las sedes de los poderes ejecutivo y legislativo a La Paz. Desde ese momento Sucre comenzó un paulatino declive; mientras la conurbación de La Paz – El Alto tiene millones de habitantes la capital constitucional y sede del poder judicial no llega a los 300.000.

Sin embargo, este estancamiento en el siglo XIX le otorga una belleza especial. La calle desprende un aroma colonial y está en un estado casi perfecto de conservación habiendo podido conservar gran parte de su acervo cultural y patrimonial siendo declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Casa de la Libertad

Parada obligada para los amantes de la historia y para aquellos viajeros que quieren vaciar sus mochilas de prejuicios y llenarlas de conocimiento. Os recomendaría reservar para una visita guiada. Compartiréis clases de historia con los escolares locales. Os debo advertir también que la visita se realizará desde un punto de vista de la exaltación nacional del indigenismo y del Estado Plurinacional de Bolivia.

Allí aprenderemos sobre los héroes nacionales, la Guerra de la Independencia y de los líderes de las revoluciones liberales americanas. Será difícil encontrar ningún otro punto del continente con más importancia histórica del periodo de la Emancipación.

Asimismo, se abordarán los 200 años de historia del país y como sus nefastos gobiernos y alianzas transformaron el Alto Perú, la colonia más provechosa del imperio español con 2 millones de km2, en la actual Bolivia sin salida al mar y con algo más de un millón de km2. Prestad especial atención a la abarrotada sala de retratos de expresidentes. Los récords en golpes de estado y mandatos efímeros no suelen ser un buen augurio para el progreso económico.

Concierto de guitarra española en la Casa de la Libertad

Es también un importante núcleo de cultura donde se pueden de disfrutar de conciertos en la misma sala que se proclamaba el derecho de la independencia y se firmó la independencia del país.

Para los despistados Simón Bolívar no es el libertador de toda América. En Bolivia el principal actor de la rebelión fue Sucre. No nos olvidemos del General San Martín y de José Gervasio Artigas. La mayoría de ellos murieron en el exilio viendo como sus ideas liberales eran corrompidas por los intereses de los caciques locales.

Museo del tesoro

Si la historia no es lo tuyo, pero sin embargo eres un fan de la ciencia puede que este sea tu lugar. Es un museo de iniciativa privada con la misión de poner en valor el “origen, técnicas y arte de los metales y piedras preciosas de Bolivia”.

Los dueños, en una maniobra de greenwashing, adquirieron uno de los edificios con más historia de la Plaza 25 de mayo para restaurarlo y transformarlo en museo. Desde el punto de vista museográfico es excepcional. Las visitas tienen que ser guiadas debido al alto valor de los objetos expuestos. El mueso tiene una gran seguridad.

La visita nos guiará desde técnicas tradicionales a la explotación actual de la minería en el país prestando especial atención al oro y la mina del Cerro Rico en Potosí. Sin embargo, la joya de la corona está en la bolivianita (ametrino) una gema única en el planeta que sólo se explota de manera semi-artesanal en la selva boliviana. Esta piedra semipreciosa, mezcla de citrino y amatista, lucha por ser reconocida cómo piedra preciosa y pasar de nivel. La exposición al público general forma parte de este ambicioso proyecto.

Centro Histórico, Mercado y Plaza 25 de Mayo

Al igual que Arequipa, la Ciudad Blanca del Alto Perú emana vapores del pasado colonial. Un viajero despistado podría pensar que se encuentra en el sur de España. Sucre tiene multitud de edificios religiosos de importancia, no obstante, no hace falta entrar en ellos para disfrutar de un bonito paseo rodeado por calles de paredes blancas en casas encaladas.

El mercado popular sigue siendo un nudo de encuentro para las clases más humildes, aunque el turismo se asoma poco a poco. Los precios son más que económicos para obtener un desayuno, un jugo o un almuerzo. También podremos obtener películas piratas u otros productos generalmente de imitación.

El Cementerio General

No llega al esplendor de los grandes cementerios de Buenos Aires o Punta Arenas, no obstante, nos da una idea del esplendor de esta Villa tuvo en el pasado. Hay un mapa con los panteones de los personajes más ilustres. Si queremos disfrutar más del camposanto es una buena idea acudir cuando se produzcan las visitas guiadas. Atentos al horario.

Comparar la evolución del cementerio desde las clases adineradas a las más humildes

Los que, como yo, tenéis alma sensible; tened cuidado al pasar por la zona “infantil”. Nichos dedicados a bebés e infantes con muerte prematura. Es habitual colgar fotos de los difuntos así que afecta bastante al alma y al corazón.

Una señora me pidió ayuda para colocar unas flores al grito de: “¡Ey, gringo, ayúdame!” Ante tanto protocolo, diplomacia, buenas palabras y capacidad de persuasión no pude negarme y estuve haciendo una mezcla de albañilería y jardinería para difuntos.

Tras las huellas de los Dinosaurios

Cal Orcko es uno de los yacimientos paleontológicos más importantes del mundo. También conocido como parque cretácico posee varios récords en cuanto a registros de huellas de dinosaurios se refiere.

Te sentirás una mezcla de Indiana Jones con Tim de Parque Jurásico

El terreno pertenece a una cementera y la única razón por la que sigue en pie es porque la empresa estaba explotando otras canteras antes de convertir en polvo el legado de estas bestias. Afortunadamente la empresa ha decidido realizar una explotación turística del mismo con la salvedad que no se están realizando las acciones necesarias para el estudio y preservación del yacimiento. A día de hoy es imposible saber cuánto se ha perdido y si se conservarán los restos que aún quedan.

El paso continuo de maquinaria pesada y la exposición a la intemperie han dado paso a la pérdida de un gran sector en forma triangular. Sin embargo, la estratificación del terreno nos deja entrever que hay más tesoros escondidos repletos de información científicamente relevante en el terreno.

Los dinosaurios se baten contra el progreso con la cementera al fondo

La parte de museo es bastante interesante sobre todo a nivel geológico. Explicaciones sobre las placas tectónicas y la formación de los Andes con el mar interior de América. Un lugar ideal para aprender de dónde venimos.

Grandes esculturas de réplicas de dinosaurios a tamaño real harán las delicias de los más pequeños mientras que a los amantes de las instantáneas les dará una oportunidad de obtener esa foto de perfil tan deseada.

Templo de La Recoleta, El Barrio de Los Gatos y el Cerro custodio (Churuquella)

Un bonito paseo es subir todas las escaleras hasta la plaza del Templo de La Recoleta. Las guías recomiendan ir al atardecer así que os encontraréis a multitud de turistas haciendo lo mismo. Se puede combinar con el Museo de Arte indígena.

Atardecer en la Recoleta

Una vez allí se puede aprovechar para visitar el barrio de los gatos con su propia intrahistoria. Veremos un bonito y cuidado vecindario con calles como El Gato Negro, El Gato Pardo o Pendenciero.

Si nos apetece seguir andando no tenemos más que seguir subiendo hasta el cerro siguiendo el vía crucis. Con un poco de suerte podremos encontrar al chamán realizando sus ritos dentro de la estatua del Cristo Salvador o cristianos bolivianos celebrando ritos al dios Inti.

¿Qué más hacer?

  • Cursos de español, una de las capitales para aprender el idioma de Cervantes en el continente a un módico precio
  • Cursos de Salsa y alguna de las múltiples actividades en los hostales de guiris incluyendo bailes folklóricos
  • Disfrutar de la gastronomía desde los menús económicos del mercado hasta restaurantes de autor o cocina fusión. Recomiendan comer las arepas (a mí no me gustaron)
  • Cine gratuito, charlas, sesiones, … multitud de centros culturales y escuelas de español tienen actividades para aquel que quiera descansar sus piernas. Yo acudí a unas jornadas en el centro alemán – boliviano donde proyectaron una descarga de esta película interesantísima del conflicto palestino desde el punto de vista israelí.
  • El parque Bolívar
  • La Catedral de Sucre
  • El Monasterio San Felipe Neri
  • Museo Colonial
  • Museo Militar
  • Plaza Aniceto Arce
  • Capilla de la Virgen de Guadalupe
  • Universidad

3 comentarios sobre “Diario de a bordo: Sucre

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s