Diario de a bordo: Lima

Razones para no visitar Lima

Si decidís no visitar Lima no vais a ser los únicos. Muchos visitantes deciden usar el aeropuerto de Lima como centro de operaciones internacional y después acudir a alguna de las ciudades más importantes (desde el punto de vista turístico) de Perú, como Nazca, Cuzco o la Amazonía.

Para aquellos que necesitan una excusa para visitar esta mole os dejaré unas cuantas:

El tamaño

Oficialmente la ciudad tiene unos 9 millones y la metrópoli alcanzaría hasta los 11. Esto claro si eso que llamamos «oficial» tuviese algún tipo de valor. La economía informal, en la que se mueve más de la mitad del país, hace que registrase no traiga ningún tipo de ventaja. Si a eso le sumamos que en el último censo la estrategia era, solicitar que todos los habitantes se quedaran en su casa, mandar a miles de funcionarios a llamar puerta por puerta. Algunos se sorprenderán de que no funcionase. Los que hayáis vivido o visitado Latinoamérica no.

La organización y el transporte público

Si algunos habéis visitado Nueva York, Tokio o alguna otra megalópolis podréis aducir que el tamaño no debería ser un problema para pasar unos días como visitante, sin embargo, el problema es el crecimiento desordenado de la villa.

La ciudad ha ido creciendo alrededor de sus barrios con muy mala interconexión. El Cercado de Lima, lo que podríamos llamar centro histórico y se correspondería con las antiguas murallas españolas, está alejado de los barrios seguros para expatriados y turistas como Miraflores o Barranco.

En Lima existe el Metro, lamentablemente no es un metropolitano al uso con trenes subterráneos sino un autobús con carriles dedicados, o casi. Llegué a la ciudad cuando introducían la obligatoriedad de la tarjeta de transporte añadiendo aún más caos a la ya de por sí alarmante falta de organización.

El cinturón de fuego del Pacífico

Amigos amantes de las emociones fuertes, si queréis sobrevivir a un terremoto estáis en un lugar perfecto con un historial largo, jugoso y sangriento de temblores de tierra. El de 2019, con epicentro en la selva, se sintió a cientos de kilómetros de distancia, incluidos los rascacielos de la ciudad capital dónde todo fue más un susto que otra cosa. Eso si te asustas, claro, muchos habitantes están tan acostumbrados que no paran en sus quehaceres por un pequeño movimiento telúrico. Estoicismo en grado máximo, lo que tenga que ser será.

Dio la casualidad de que justo a la semana siguiente del seísmo estaba programado el simulacro nacional contra seísmos. Esto, si bien necesario por seguridad, incluyó aún más caos si cabe al tráfico. Yo iba en un autobús y el hombre continúo a pesar de la policía y otros coches parados. Una señora al final obligó al chófer a parar, eso y el hecho de estar atascado en el tráfico.

Peligrosa

  • Latinoamérica no es segura.
  • Las ciudades grandes no son seguras.
  • La desigualdad genera peligrosidad y delincuencia.

Lima tiene todo esto y mucho más.

El tiempo es oro

Tus vacaciones son limitadas estás en su país enorme donde las distancias son grandes y el transporte precario. Tienes que priorizar y en tu lista están:

Ya ves, tu lista es enorme y en ningún punto aparece Lima.

Razones para visitar Lima

Si sólo querías excusas para no ir ves que hay muchas. Ahora te daré razones para ir.

Ya estás allí

Cualquier vuelo internacional va a entrar por el aeropuerto de Lima, puedes cambiar de terminal y coger otro vuelo y no pisar la ciudad o acabarás pisándola, aunque no quieras. Esto quiere decir que ya que estás puedes reservar unas horas a un día a la ida y/o a la vuelta.

Capital de la gastronomía mundial

«Mi novia es la más guapa», esto podría ser verdad. Todo es cuestión de perspectiva y de gustos. Con la belleza y con la comida todo está en el gusto. En los últimos años muchos cocineros de vanguardia han sabido vender un producto.

Miles de turistas visitan cada año la ciudad para disfrutar de esa famosa cocina peruana que en muchos casos nada tiene que ver con la tradición, lo suyo es saber venderse y aquí lo han hecho a lo grande.

Han conseguido colocar muchos años consecutivos restaurantes en la lista del top 50 mundial. Podemos destacar varios entre ellos:

https://www.theworlds50best.com/

El precio va con la fama.

Barranco y Miraflores

La ciudad es peligrosa y la mayoría de los peruanos os dirán que la evitéis, sin embargo, los barrios «tranquilos» son relativamente seguros. Tanto Barranco como Miraflores están llenos de extranjeros disfrutando de su estatus de élite. Muchos extranjeros deciden mudarse a Perú para poder vivir como si fuesen ricos, aunque no lo sean.

Las autoridades se encargan que en estos barrios el caos del país y de la ciudad lleguen en pequeñas dosis así que podréis visitarlos con «casi» total tranquilidad.

La ciudad más cosmopolita de Perú

Otras ciudades puede que tengan más atractivo turístico, pero para ser sinceros, para la economía de Perú la capital supone un todo. Las explotaciones del sector primario pueden encontrarse en otros puntos, sin embargo, aquí se concentran la mayor parte de las universidades, oficinas, edificios gubernamentales y sobre todo oportunidades. Es por eso por lo que concentra a un tercio de la población del país y posiblemente su porcentaje de la economía sea aún mayor.

Panorámica de la ciudad de Lima

La mayor parte de los extranjeros que viven de manera continua en el país lo hacen en esta ciudad. Podréis encontrar productos a precios mucho más competitivos que en el resto del país e incluso comprar material deportivo original a precios abusivos.

¿Qué ver?

Centro histórico y Plaza De Armas De Lima

El centro de Lima está muy ligado a Francisco Pizarro que la fundó con un nombre en honor a los Reyes Magos por la epifanía. Nombre que al final se perdió. La historia entre pizarristas y almagristas es muy interesante si tenéis interés por las historias de poder y traición. Da para una novela de folletín de Alejandro Dumas.

Podéis ver la tumba de Pizarro en la catedral si estáis interesados. Diseñada por Francisco Pizarro en 1536. En su perímetro se encuentra el Palacio de Gobierno, la Municipalidad Metropolitana de Lima, la Catedral, el Palacio Arzobispal, la Casa del Oidor y el edificio del Club de la Unión. En la parte central destaca una pileta de bronce del siglo XVII.

Basílica Catedral de Lima

Horario de visita: Visitas al Museo de Arte Religioso: L-V 9:00-17:00 h / S 09:00-13:00 h / D 13:00-17:00 h.

Ubicación: Plaza Mayor de Lima.

Ocupa el mismo lugar donde se encontraba la primera iglesia mayor de Lima. El interior es austero, aunque alberga verdaderas joyas históricas, como la sillería del coro de Baltasar Noguera, diversos altares laterales y los restos de Francisco Pizarro. Además, puede visitarse el Museo de Arte Religioso, con una importante colección de lienzos, esculturas, cálices y casullas.

Palacio de Gobierno

Horario de visita: S y D previa coordinación de lunes a jueves de preferencia vía telefónica en horario de 09:00 a 18:00 h. Teléfonos: (511) 311-3908 / 311-3900 anexo 523. Diariamente, a las 11:45 horas, el Patio de Honor es escenario del cambio de guardia.

Ubicación: Plaza Mayor de Lima.

Palacio de Gobierno de Lima antes del cambio de guardia

Residencia de Francisco Pizarro (1535). Fue construido sobre el terreno de Taulichusco, curaca del valle del Rímac. Desde entonces, ha sido el centro del poder político del Perú. Cuenta con numerosos patios y salones dedicados a personajes insignes de la historia peruana, cuidadosamente decorados con piezas de arte. Diariamente, a las 11:30 h, el Patio de Honor es escenario del cambio de guardia a cargo del Regimiento de Caballería, Mariscal Domingo Nieto. Escolta del presidente de la República del Perú y Guardia de Honor del Palacio de Gobierno del Perú.

Iglesia y Convento de San Francisco

Horario de visita: Visitas al museo: L-D 9:00 -20:00 h. Visitas a la iglesia: L-D 7:00 – 12:00 h y 16:00 – 20:00 h

Ubicación: Jr. Ancash cuadra 3.

Es uno de los complejos religiosos más extensos de Lima. Fue construido en la segunda mitad del siglo XVI. En su fachada se combinan los estilos barroco, mudéjar y manierista. El claustro posee notables detalles arquitectónicos: su cúpula mudéjar en la escalera principal, la sala capitular y la sala De profundis; que posee 12 cuadros de la escuela de Rubens que representan la Pasión de Cristo. En 1951 fueron descubiertas las catacumbas que pueden ser visitadas como parte del circuito turístico al convento y al museo religioso.

Parque de la Exposición

El Parque de la Exposición fue construido durante el gobierno de José Balta poco después del derrumbe de la Muralla de Lima (baluarte de la guerra del pacífico). Fue estrenado junto al Palacio de la Exposición (hoy Museo de Arte) en 1872. Durante la celebración del Centenario de la Independencia (1921), se inauguró la hermosa Fuente China, obsequio de los colonos chinos afincados en Lima.

Dentro encontramos:

  • Museo de Arte de Lima
  • El Parque Japonés
  • Museo Metropolitano de Lima
  • El anfiteatro «Nicomedes Santa Cruz»
  • El Teatro «La Cabaña»

HORARIO: De lunes a Domingo de 09:00 – 20:00 Entrada: Libre

MALI

El museo de Arte de Lima puede ser uno de los mejores, sino el mejor, museo del país. Hay que agradecer capacidad museística del mismo para mostrar todas sus obras. muy superior a la media del continente.

Arte peruano en el MALI

En 1955 el Patronato de las Artes inició la colección permanente del Museo de Arte de Lima con la adquisición en París del conjunto más completo de obras del pintor peruano Carlos Baca-Flor. Al inaugurarse las salas permanentes –el 10 de marzo de 1961–, el presidente Manuel Prado, en nombre de las familias Prado y Peña Prado, entregó al Patronato la valiosa colección formada a inicios de siglo por el destacado intelectual Javier Prado Ugarteche. Este legado, conocido como la Memoria Prado, permitió al patronato imaginar la posibilidad de formar un gran panorama del arte en el Perú a través de los siglos y continúa formando hasta hoy el corazón de las colecciones del museo. A partir de entonces, a través de una activa política de adquisiciones y de donaciones, el MALI se ha constituido en la primera pinacoteca del país y en el más completo acervo de la creación artística en el Perú.

Hay representaciones de la Santísima Trinidad que dejaron de usarse en Europa y tenemos que acudir a América para disfrutarlas

En septiembre de 2015, después de un intenso proceso de remodelación de la segunda planta del Palacio de la Exposición gracias al financiamiento del Plan COPESCO Nacional del Mincetur, se reabrieron las salas de exposición permanente presentando más de 1,200 piezas (desde la época precolombina hasta mediados del siglo XX) de una colección conformada por más de 18 mil obras que narran 3 mil años de historia del arte peruano. Los visitantes pueden recorrer las renovadas salas que abarcan un área de 4,500 m2.

Museo Metropolitano de Lima

La visita a este museo está altamente recomendada, eso sí, miradlo con tiempo ya que son visitas de casi tres horas de duración y empiezan a unas horas determinadas. Es una visita guiada a través de tecnología multimedia. Durante la visita aprenderemos sobre la historia de la ciudad de Lima y de Perú de un modo entretenido. No todas las épocas están igual que logradas que otras, pero el recorrido desde la prehistoria hasta la época contemporánea se hace muy ameno.

Museo de arte italiano

Si tenéis un rato y pasáis cerca este museo se visita rápida y es gratuito.

El Museo de Arte italiano es un museo público en Lima, Perú, que está bajo la administración del Ministerio de Cultura. Ubicado en un edificio de estilo neorrenacentista alberga esculturas de bronce y mármol, pinturas y cerámicas de más de 120 artistas italianos de principios del siglo XX.2​ Es, hasta el día de hoy, el único museo de arte europeo en el país. El Museo de Arte Italiano se entregó al Perú como regalo por parte de la comunidad italiana, residente en el país, animada por Gino Salocchi, en el marco de las celebraciones por el Centenario de la Independencia del Perú.

Museo Larco

Este museo privado tiene una curiosa colección de arte erótico precolombino que lo hace único. Esta es la principal razón por la que aparece en todas las guías. El museo se aloja en un edificio virreinal del siglo XVII. A lo largo de sus galerías podréis observar 5000 años de historia a través de piezas arqueológicas.

Huaca Pucllana

Huaca Pucllana o Huaca Juliana es una pirámide hecha de adobe que está entre el barrio de Miraflores y el centro de la ciudad. Es una bonita muestra de arquitectura preincaica muy bien conservada.

Es una muestra de la cultura Lima que habitó en este valle entre los años 200 DC y 700DC. Este edificio religioso se usaba para realizar ofrendas y mostrar el poder y el dominio sobre el agua.

Casa de la Gastronomía Peruana

Horario de visita: Visitas: Ma-D 9:00 – 17:00 h.

Ubicación: Jirón Conde de Superunda N° 170.

El museo ofrece un recorrido de 500 años de historia gastronómica y mestizaje de sabores. Ubicado en la casa del antiguo Palacio de Correos de Lima, cuenta con cuatro ambientes: la Sala Permanente, la Sala Temporal, la Sala de Audiovisuales y la Sala del Pisco, dedicada a nuestra bebida de bandera. Asimismo, este museo muestra la historia de la preparación de varios platos peruanos.

Barranco

Miraflores

Ya hemos hablado de uno de los barrios «bien» del país. Es un imperdible para aquellos que estén en Lima y quieran disfrutar de un paseo tranquilos y totalmente prescindible para aquellos que tengan sólo dos semanas para visitar el país.

Malecones

Claramente el paseo imperdible de Miraflores es el recorrido por su extenso malecón que cambia de nombre en su trayecto: Malecón Cisneros, Malecón de la Reserva y Malecón 28 de Julio, un corredor que bordea los acantilados, pasando por parques, esculturas y miradores que permiten extraordinarias vistas a la ciudad y el Océano Pacífico.

El paseo más frecuente por el malecón se inicia se inicia en el “Faro”, pasando luego por el Parque Raimondi (campo de lanzamiento de vuelos en Parapente), el Parque del Amor, el Puente Villena Rey, el Centro Comercial Larcomar, para finalizar en la Bajada de Armendáriz, en total un trayecto que no debería tomar más de 30 minutos caminando.

Parque del Amor

Una de las paradas más frecuentes del malecón es este pequeño rincón verde conocido como el Parque del Amor, un área con flores y césped, decorado en su parte central con una enorme estatua conocida como “El Beso” proyectada por el artista peruano Víctor Delfín.

Otra de sus particularidades son sus muros curvos decorados con mosaicos, en los cuales se leen celebres frases románticas de poetas peruanos: “A ti como la luz del mundo a las ventanas” de Juan Gonzalo Rose y “Somos un poco la sombra de lo que fuimos” de Oscar Valdivia, son algunas de ellas.

Centro Comercial Larcomar

Recomendado en todas las guías llegaremos a un centro comercial. Que parece un centro comercial y no es más que un centro comercial. Podéis disfrutar de las compras, pero también de un espacio abierto anclado en los acantilados con terrazas a distintos niveles que miran hacia el Pacífico.

Entre sus instalaciones figuran exclusivas tiendas, salas de cine, museo, teatro, y numerosos restaurantes de sofisticada carta gastronómica. Un lugar para visitar tanto de día, disfrutando de las vistas al mar, como de noche cuando todo se ilumina.

Parapuerto en Parque Raimondi

También situado en el Malecón, corresponde al punto de lanzamiento para quienes quieran realizar vuelos en parapente, una experiencia adrenalínica, que permite sobrevolar los acantilados de la Costa Verde durante 15 minutos.

Para la experiencia no se necesita de ningún tipo de instrucción previa, dado que se realizan en parapentes biplaza, diseñados para llevar a dos personas: un instructor y un pasajero.

Parque Central

Conformado por la unión del Parque Kennedy y Parque 7 de junio, corresponde al corazón del barrio Miraflores, un área verde rodeada de comercio, restaurantes y clubes nocturnos.

Dentro de sus atractivos, figura una plazoleta que alberga durante las tardes puestos de artesanía, un anfiteatro donde se desarrollan espectáculos culturales y un circuito conocido como el Pasaje de los Pintores, donde artistas peruanos ofrecen sus obras. Vale también hacer una pausa entre sus pintorescos carritos y disfrutar de los bocadillos dulces que éstos venden.

Calle de Las Pizzas

Al borde izquierdo del Parque Central, nace esta pequeña callecita de no más de 100 metros de extensión, conocida por su concentración de bares, restaurantes y discotecas.

Caminar por ella, sin ser continuamente interceptado por el personal de los establecimientos, invitando a entrar a sus locales es prácticamente imposible, situación que puede llegar a ser bastante molesta. Más allá del problema mencionado, los restaurantes y clubes son agradables, permitiendo disfrutar de la exquisita gastronomía presente en todo Lima y de sus singulares variaciones de pisco sour.

Museo Amano

Museo arqueológico de propiedad privada que se puede visitar solo previa reserva telefónica, albergando una rica colección de piezas de cerámica, tejidos y objetos de varias culturas peruanas precolombinas.

Dentro de sus colecciones destacan los textiles de la cultura Chancay, famosas por sus efectos técnicos que se consideran pioneros de la época, con obras que van desde tejidos básicos decorados por tintes hasta las más finas gasas, encajes, brocados y tapices.

Playas

Miraflores cuenta con una serie de playas rodeadas por acantilados, las cuales tienen el atractivo de ofrecer aguas cálidas con temperaturas promedio de 17 ºC.

Ocho son sus playas, las cuales se extienden por una franja litoral de aproximadamente cinco kilómetros. Entre las playas de Miraflores, vale destacar para los aficionados a los deportes náuticos de tabla, las playas Punta Roquitas y Makaha, mientras que las mejores para el baño corresponden a Playa Waikiki y Playa Redondo.

Barrio de Barranco

Si Lima es caótica y desordenada, monumental y de tradiciones, Barranco es (casi) todo lo contrario, relajado, muy pintoresco y salpicado de fachadas de mil colores. Durante años fue un lugar de veraneo, el sitio de recreo de las grandes fortunas limeñas; y hoy (el barrio donde nació Mario Testino y en el que Mario Vargas Llosa tiene casa), es la zona preferida de artistas y peruanos que buscan ese ambiente de galerías, concept stores, Street art, brunch, zonas con mucho encanto para pasear y baretos de noche para rumbear. Es solo uno de los 43 distritos de Perú, pero gracias a todos esos ingredientes, el único en la lista de los barrios más cool del momento.

40 actividades para hacer en Lima

  • Visitar el Parque de la Exposición y el Circuito Mágico de las Aguas.
  • Caminar por el Malecón desde Miraflores hasta Barranco.
  • Hacer el tour de cerveza artesanal de Lima.
  • Nadar con Lobos Marinos en las Islas Palomino.
  • Tomar el tour en el Submarino (real) Abtao.
  • Probar un pan con chicharrón.
  • Caminar por toda la Avenida Larco.
  • Ir a los espectáculos de stand-up comedy en Barranco.
  • Visitar el Puente de Los Suspiros.
  • Pasear por el Faro de Miraflores y volar en parapente.
  • Pasear por el Parque El Olivar.
  • Caminar por el Parque Kennedy y comer un combinado (arroz con leche y mazamorra).
  • Ir a comer a un “chifa” (cocina fusión peruano-china).
  • Ir al MALI – Museo de Arte de Lima.
  • Visitar el museo MATE del famoso fotógrafo peruano Mario Testino.
  • Visitar el Museo Larco Herrera.
  • Tomar el tour a las Catacumbas.
  • Pasearte por la Plaza Mayor en el centro.
  • Visitar el MAC (Museo de Arte Contemporáneo) de Barranco.
  • Tomar Clases de Surf en la playa Makaha.
  • Visitar la Huaca Pucllana (museo de sitio).
  • Visitar el Museo Militar Fortaleza Real Felipe en El Callao.
  • Ver el Cambio de Guardia (a caballo) en el Palacio de Gobierno (casa/despacho Presidencial).
  • Comer pollo a la Brasa.
  • Visitar la Plaza de Barranco y su agitada vida nocturna.
  • Visitar el Mirador de Barranco y La Bajada de Baños.
  • Visitar la Calle Capón en el Barrio Chino.
  • Probar las butifarras y churros en el Parque Kennedy.
  • Visitar la Cruz de Chorrillos que se ve desde cualquier punto del malecón en las noches.
  • Pasear por el Jirón de La Unión.
  • Ir a la Playa La Herradura.
  • Probar los tamales (el de chancho y el de pollo).
  • Visitar el Museo del Oro.
  • Visitar la Catedral de Lima.
  • Visitar la Bioferia de Miraflores de los Sábados.
  • Probar la chicha morada (refresco) y la chicha de jora (fermentado).
  • Tomar un tour en bicicleta en Miraflores.
  • Visitar el Cementerio Presbiterio Maestro.

4 comentarios sobre “Diario de a bordo: Lima

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s